Histórica decisión de indígenas Embera Chamí de abolir la ablación en niñas recién nacidas.

Histórica decisión de indígenas Embera Chamí de abolir la ablación en niñas recién nacidas.

Para los indígenas del Valle, será una herramienta que permitirá erradicar una de las prácticas nocivas al interior de la cultura Embera.

Como una decisión histórica, fue considera que la comunidad indígena Embera Chamí, ubicada en 18 municipios del Valle del Cauca, se comprometiera desde ya a erradicar la práctica ancestral de la ablación o mutilación genital de sus mujeres recién nacidas.

El pueblo Embera Chamí asumió el compromiso a través de un mandato mayor de sus comunidades, el cual fue formalizado ante la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro.

La histórica decisión se tomó luego de la intervención hecha desde el año pasado, por parte de la Gobernación del Valle ante la comunidad indígena, para concientizarla del riesgo que pueden sufrir las mujeres al realizarles la ablación, además, de la necesidad de salvaguardar el derecho fundamental de las mujeres y las niñas a la integridad física y psíquica.

Los municipios donde habitan la comunidad Embera Chamí son Buenaventura, Calima-Darién, Restrepo, Vijes, Yotoco, Trujillo, Bolívar, El Dovio, El Cairo, Argelia, Ansermanuevo, Tuluá, Bugalagrande, La Victoria, Obando, Sevilla y Alcalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *