Le apareció otro chicharrón a Teo en Junior. Lo acusan de haber provocado la separación de un compañero y su esposa.

Entre varios factores deportivos y de otra índole, el más resonante fue el supuesto triángulo amoroso entre el paraguayo Roberto Ovelar, su pareja y Teófilo Gutiérrez.

El escándalo de conocimiento público aseguraba que el jugador de la selección Colombia intentó conquistar a la mujer, situación de la que se enteró el guaraní y produjo una crisis en la relación. El desenlace será la salida de Ovelar, que podría recalar en Millonarios.

Sin embargo, cuando se pensó que la salida del jugador extranjero daría fin a los problemas en el vestuario juniorista, se conoció uno que habría sucedido antes del affaire Teo-Ovelar, que tendría como protagonista nuevamente a Gutiérrez, un compañero y su pareja, en este caso esposa.

Se trata de James Sánchez, volante mixto del equipo tiburón que de un momento a otro perdió la titularidad en virtud de Víctor Cantillo y Leonardo Pico.

La información que se maneja en Barranquilla, que tiene como fuente al periodista Hugo Illera, asegura que Teo se metió en la relación de Sánchez y su esposa, que culminó con la separación de la pareja. Al parecer, el delantero intentó acortejar a la mujer de su compañero, pero se desconoce los alcances del eventual romance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *