retiran cargos contra la actriz porno enfrentada a Trump. La actriz había sido arrestada dias atrás en un club nocturno.

Stormy Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, la estrella de cine porno que dijo haber tenido una aventura con Donald Trump antes de convertirse en presidente de EE.UU., se muestra en esta foto publicada por la Oficina del Sheriff del Condado de Franklin, Columbus, Ohio. Julio 12, de 2018. La fotografía, cortesía de la Oficina del Sheriff del Condado de Franklin, fue procesada por Reuters para mejorar la calidad.
La policía de Columbus, Ohio, desestimó cargos contra la actriz porno Stormy Daniels después de que fuera arrestada en un club de striptease de de la ciudad, el miércoles por la noche, indicando que había cometido un error.

Daniels, de 39 años, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, y quien afirma haber tenido una relación extramarital con Donald Trump antes de que éste llegara a la presidencia de EE.UU., fue arrestada durante una actuación en el Club Sirens de Columbus, después de que policías encubiertos la acusaran de permitir que tres clientes la tocaran en “un área anatómica específica”.

La acusación en su contra incluía tres cargos menores de actividad sexual ilegal.

En Ohio está prohibido que los trabajadores que aparecen regularmente “desnudos o semi desnudos en un negocio orientado a la sexualidad” sean tocados o toquen a los clientes, a menos que sean miembros de la familia del bailarín o de la bailarina erótica.

Los agentes abordaron a Daniels, quien estaba vestida solo con una tanga, después de que ser vista “usando sus senos para abofetear con ellos a los clientes en el rostro” y “acariciando los pechos de clientas”, de acuerdo con un reporte del incidente publicado por un medio local.

Otro policía que estaba en la parte de atrás del local se levantó para arrestar a Daniels, quien fue liberada bajo fianza. Los clientes (hombres y mujeres) involucrados eran policías encubiertos.

Daniels supuestamente puso sus senos en la cara de una detective antes de “forzar” la cara de un policía en sus pechos y “abofetearlo con sus pechos desnudos”. La actriz volvió a hacer lo mismo con otro policía después de “acariciarle” los glúteos y el pecho, dice la acusación.

El sitio TMZ reporta que “fuentes conectadas con el club les dijeron que los agentes de policía encubiertos esperaron en la parte de atrás del club hasta que Stormy subiera al escenario, pareciendo que estaban esperándola”.

“Sin embargo, la policía dice que estaban en el lugar investigando quejas de una supuesta actividad de prostitución y drogas”, aclara la publicación.

Los cargos fueron retirados el jueves luego de que el abogado de Daniels, Michael Avenatti, alegara que existía un montaje “políticamente motivado” contra la actriz.

Avenatti anunció en Twitter que los cargos habían sido “retirados en su totalidad” y agradeció a los fiscales por su “profesionalismo”.

Avenatti y Daniels habían anunciado una nueva presentación el jueves en el Club Sirens donde fue arrestada, “Mi clienta se niega a ser intimidada”, señaló. Pero después informó que ese no sería el caso y que estaban buscando otro club para que ella se presentara.

Daniels anunció posteriormente que se presentaría en otro club de la ciudad porque los propietarios de Sirens estaban temerosos de recibirla nuevamente.

El abogado, que agradeció al jefe de policía de la ciudad por “el arresto inapropiado”, exigió también una investigación abierta y a fondo de la conducta de los agentes que arrestaron a Daniels, y un examen de sus cuentas en redes sociales “(algunas de las cuales misteriosamente fueron borradas más temprano hoy día)…”.

Avenatti, afirmó también que “Algunas de esas cuentas parecen haber sido muy pro-Trump”. Y agregó, “En el caso que se descubra que mi cliente fue intencionalmente seleccionada y arrestada debido a nuestra oposición al Sr, Trump, la acción y demanda legal resultante será rápida y devastadora. Esa no es una amenaza. Es una promesa. #Basta“, enfatizó.

El estado de Ohio decidió desestimar el caso porque “no existía una causa razonable para proceder en ninguno de los tres cargos presentados”, de acuerdo con los documentos escaneados que Avenatti publicó en la red social.

La ley de Ohio bajo la cual Daniels fue arrestada se aplica a las personas que “regularmente” se presentan desnudas o semidesnudas en un establecimiento particular. Pero Daniels no se ha presentado consistentemente en el club, dijeron los fiscales en la solicitud para desestimar los cargos.

No obstante, los cargos contra otras dos bailarinas arrestadas con Stormy Daniels no fueron retirados, como dio a conocer la misma Daniels en un mensaje de Twitter en el que prometía que las propinas que recibiría en el Club Sirens el jueves por la noche (antes de que se anunciara que se había cancelado la presentación) las donaría para pagar los gastos legales de las dos mujeres.

Daniels también pidió a la ciudadanía salir a “apoyar a las mujeres trabajadoras de esta ciudad” (Columbus). “#sobrevivamosunidos”, escribió.

El jefe de policía de Columbus, Kim Jacobs, defendió a los agentes que realizaron los arrestos en el Club Sirens, diciendo en un comunicado que “Los oficiales de la unidad anti-vicios son responsables de hacer cumplir las leyes que regulan la venta de alcohol, los clubs nocturnos, las casas de masaje, el tráfico humano, las propiedades ruidosas, y otras serias violaciones de la ley”.

Pero al tiempo que califica de “razonable” la presencia de los policías en el club nocturno, el jefe Jacobs indica en el comunicado que “los motivos detrás de las acciones de los agentes serán investigados internamente para asegurar que nuestro Valores Fundamentales y la obligación de servir a nuestra comunidad como mejor podemos sea la base de nuestras acciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *