Las autoridades de Honduras decidieron suspender las semifinales del fútbol a raíz de la crisis política que se viven en ese país.

Las autoridades del fútbol de Honduras suspendieron indefinidamente las semifinales del campeonato de primera división por temor a la violencia, como ocurrió la noche del miércoles entre Real España y Marathon en San Pedro Sula (norte), en medio de la crisis política poselectoral.

“No podemos poner en riesgo a nuestros jugadores y aficionados y se ha tomado la decisión de suspender la actividad”, dijo a medios locales el secretario de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, Roque Pascua.

Anunció que hasta que el ministerio de Seguridad “no garantice la integridad de los protagonistas no hay torneo”.

El director de Prevención y Seguridad Comunitaria de la policía, César Mendoza, recomendó en una nota enviada a la Liga que los partidos se reprogramen “debido a la crisis política que está pasando nuestro país”.

“Se tiene conocimiento que grupos antisociales pretenden alterar el orden dentro y fuera de las instalaciones de los estadios”, aseguró.

La Liga había programado para la noche del jueves el primero de dos partidos del clásico capitalino entre Olimpia y Motagua y el de vuelta el domingo próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *