El Ejército de EEUU levantó una valla en la frontera de Texas con México para detener a la caravana migrante

Tropas de Estados Unidos comenzaron este fin de semana la instalación de una valla de alambre con púas a los largo de la frontera de Texas con México, como una medida para frenar el ingreso de las tres caravanas de migrantes que se dirigen hacia ese país.

Donald Trump anunció la instalación de esa valla, durante un mitin en Montana, donde volvió a arremeter contra los migrantes centroamericanos. “Vi cómo subía ese hermoso alambre de púas”, dijo.

El Departamento de Defensa estadounidense informó que los militares trabajaron con elementos de la Patrulla Fronteriza para colocar una extensión de 308.4 metros de valla, a lo largo del río Bravo, en la zona que se encuentra debajo del Puente Internacional de McAllen-Hidalgo, a unas 400 kilómetros de la ciudad de San Antonio.

La valla tiene una extensión de 308.4 metros y está en franja fronteriza de Texas.

La instalación de esta cerca de púas forma parte de la estrategia del gobierno estadounidense para frenar a los migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala que se dirigen por territorio mexicano a la frontera con EEUU.

Desde que Trump anunció el despliegue militar para contener a la caravana migrante, a la franja fronteriza que va de California a Texas han llegado aproximadamente 900 tropas del ejército estadounidense, de acuerdo con información oficial.

La operación militar fronteriza, que Trump ha llamado “Patriota Fiel”, movilizará hasta 15.000 efectivos del ejército –de acuerdo con las declaraciones de Trump– para contener el intento de ingreso de los aproximadamente 4.000 centromericanos que llegarían a la frontera entre México y Estados Unidos.

La caravana se ha dividido en tres grupos que avanzan por distintas rutas hacia la Ciudad de México, de donde seguirán su camino hacia territorio estadounidense en busca de asilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *