La pesadilla que ha tenido que vivir Natalia Suárez, una mujer de 28 años que se desempeña como enfermera en un hospital de Bogotá. Allí labora desde hace un mes.

La pesadilla que ha tenido que vivir Natalia Suárez, una mujer de 28 años que se desempeña como enfermera en un hospital de Bogotá. Allí labora desde hace un mes. Pero desde que llegó a vivir al barrio Jordán, al suroccidente de Bogotá, ha tenido que soportar un vecino morboso, que asegura, ha entrado a su casa a tratar de tocarla.

Relato

Cuando la joven llegó al barrio, no conocía a nadie pues ella es oriunda de Pereira, y en Bogotá no tiene familia es por esto que cuando se pasó a vivir en el barrio en mención, se hizo amiga de su vecino. El hombre a quien ella identifica como Marcos Martínez, al principio fue una persona muy servicial y amable, pero de un día a otro cambió su actitud hacia Natalia. “El señor Marcos me ayudó mucho cuando yo llegué al barrio, era una persona que me ayudaba con los arreglos de la casa pues es mi vecino, pero desde hace un mes que todo cambió”.

“En la primera ocasión entró a mi casa porque se le habían quedado las llaves de la suya, comenzó a mirarme con deseo y cuando me di cuenta se estaba tocando sus partes por encima de la ropa”, asegura Natalia.

Aquel día la joven no le dijo nada al hombre sino solo le pidió que se fuera con la excusa que ella iba a salir, desde ese día ella se dio cuenta que Marcos no era quien ella creía.

En otra oportunidad descubrió al hombre tratando de espiarla desde la ventana de su casa pues sus ventanas colindan. Ya cansada de tantas situaciones incomodas decidió enfrentar al hombre, pero lo que recibió jamás se lo esperó, a llegar a la vivienda del sujeto él a hizo entrar y cuando estaban adentro la cogió a la fuerza he intento abusar de ella, la golpeó en su cara y le haló su cabello para que se dejara, ella como pudo se soltó y salió despavorida del lugar.

Suárez dice que teme por su vida al estar viviendo al lado de un acosador, pues en aquella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *