Intendente de la Policía se disparó con su arma de dotación cuando manejaba un vehículo

Incrustado entre los matorrales a bordo de una lujosa camioneta y con un orificio en la parte derecha de la sien, fue como ciudadanos y uniformados de la Policía, encontraron el cuerpo sin vida del intendente Edgar Alfonso Pineda quien estaba adscrito al cuerpo de seguridad de la mamá del vicepresidente Óscar Naranjo.

El choque

No eran ni siquiera las 6:00 de la mañana cuando un terrible accidente llamó la atención de varios ciudadanos quienes se desplazaban por el kilómetro 16 de la vía Guaymaral, por el noroccidente de Bogotá, los cuales presenciaron el instante en el que una camioneta Toyota color plateado (de placas KKG-878), se estrellaba contra un frondoso árbol de eucaliptos, luego de que se saliera sin control y a gran velocidad de la carretera.

Varios ciudadanos y moradores de la zona le contaron a EXTRA, que sobre las 5:50 de la mañana, varias personas corrieron hasta el vehículo para auxiliar al conductor y que cuando abrieron las puertas del vehículo, se encontraron con una terrible escena salpicada de sangre y dolor, que tenía como protagonista al intendente Edgar Alfonso Pineda, adscrito al esquema de seguridad de la mamá del vicepresidente Oscar Naranjo.

Tal parece indicar que mientras el escolta agarraba fuertemente el timón con su mano izquierda, con su otra mano desenfundaba el arma 9 milímetros tipo (Sig Sauer) y la llevaba lentamente hacia su cabeza.

Tal vez llevado por una honda y profunda preocupación que atormentaba su espíritu, le pidió perdón a la vida y apretó el gatillo en la parte derecha de su cabeza a la altura de la sien. Fue entonces cuando su cuerpo perdió la movilidad y se desplomó en el asiento mientras el vehículo corría sin control hacia los matorrales.

La investigación

Unidades del CTI de la Fiscalía extendieron la cinta amarilla de protocolo, e iniciaron la inspección técnica del cadáver para encontrar material probatorio que confirmara que el hecho había estado ligado a un suicidio. Uno de los aspectos que llamó la atención de las autoridades, es que bajo las piernas del uniformado quien vestía pantalón azul oscuro y chaqueta azul oscura con una camisa blanca a rayas, permanecía el arma con el que se había quitado la vida.

Se presume, además, que el uniformado estaba pasando por una fuerte crisis emocional, versión que fue entregada a los investigadores en el lugar de los hechos, por parte de varios familiares que llegaron a la inspección del cadáver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *