FISCALÍA PEDIRÁ EXTRADICIÓN CONTRA EL COMANDO CENTRAL DEL ELN.

FISCALÍA PEDIRÁ EXTRADICIÓN CONTRA EL COMANDO CENTRAL DEL ELN. EL ENTE PENAL REACTIVÓ CAPTURA Y PEDIRÁ EXTRADICIÓN DE CUATRO MIEMBROS DE LA CÚPULA GUERRILLERA

Antonio García, Gabino, Pablito y Ramiro Vargas, de nuevo están en la mira de las autoridades. El paro armado de tres días, el asesinato de tres excombatientes de las Farc y el reclutamiento de 45 menores indígenas en Chocó, fueron las gotas que rebosaron la copa de las autoridades. Este lunes, la Fiscalía reactivó las órdenes de captura contra varios miembros del ELN y anunció que pedirán la extradición de los jefes guerrilleros donde quiera que se encuentren. Pablo Beltrán es el único, que por virtud de la Ley 418 de 1997, y como jefe del equipo negociador del grupo armado, conserva la suspensión de la medida por solicitud del Gobierno.

“Los jueces de control de garantías han atendido las solicitudes de la Fiscalía y acaba de emitir 17 órdenes de captura contra cabecillas del grupo armado, entre ellos cinco integrantes del denominado Comando Central”, se lee en el comunicado. En ese sentido, la Fiscalía obtuvo 9 capturas, 21 órdenes más contra los integrantes del Comando Central (COCE) y abrió 27 nuevas investigaciones por las acciones violentas que se registró en los últimos tres días en Norte de Santander, Arauca, Cauca, cesar, Antioquia, Bolívar, Nariño y Valle del cauca.

Emilio Antonio Tarazona Ropero y Rosa Páez Arias, presuntos miembros de las redes de apoyo del Frente Camilo Torres, fueron capturados hace unas horas en el municipio de Pailitas, sur de Cesar. “Ambos serán presentados ante un juez de garantías y se les imputarán los delitos de rebelión concierto para delinquir con fines de narcotráfico”, informaron las autoridades. En Boyacá fue capturado un ciudadano, al parecer, venezolano conocido como Darwin y miembro del Frente Adonay Ardila Pinilla. Otras tres detenciones se llevaron a cabo en Cauca el pasado 9 de febrero.

El ELN no solo viene sembrando el terror a través de las acciones violentas. Según informó la Fiscalía, el Frente de Guerra Occidental viene presionando a las comunidades indígenas de Urubata y Kipara Embera Katío en Chocó. A la fecha, las autoridades han documentado el reclutamiento ilegal de 45 niños, niñas y adolescentes que ingresaron a sus filas obligados. Por estos hechos, tendrán que rendir cuentas 10 guerrilleros, entre los que se encuentran los miembros del COCE que infructuosamente vienen negociando una salida al conflicto en Quito.

A estos hechos se suma la advertencia que hizo la semana pasada la Fiscalía. Hombres del Frente de Guerra Comuneros del Sur serían los responsable de la retención de tres desmovilizados de las Farc en la vereda La Florida (Nariño) y que posteriormente aparecieron enterrados en un cementerio vecino al cacerío. Según el ente investigador, “la responsabilidad recaería sobre la compañia Jaime Toño Obando pero se extiente por nivel jerárquico a los máximos cabecillas de la estructura”. tendrán que responder por los delitos de desaparición forzada, desplazamiento forzado y rebelión.

Aunque la decisión de reactivar las órdenes de captura hacen parte de los mecanismos que tiene el Estado para acorralar la insurgencia, no deja de ser más que una medida de reacción que no necesariamente será el principio del fin de la mesa pero sí termina de tensionar la relación. Por ahora, el jefe del equipo negociador de esa guerrilla conserva los permisos requeridos para estar en Quito y lo difícil es hacer efectivas las demás detenciones, partiendo de la turbulenta relación que hay con Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *