Exfuncionario de la DNE procesado por vender predio de lugarteniente de Pablo Escobar

La Fiscalía General acusó acusó formalmente al empresario Eduardo de Praga Benavides Guerrero, quien en su momento fue el encargado de la dirección de bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) durante la administración de Carlos Albornoz.

En la presentación del escrito de acusación se indicó que el empresario vendió de manera irregular el predio Jesús del Río, ubicado en el municipio de Zambrano (Bolívar) el cual le fue decomisado a un lugarteniente del exjefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria.

Dentro de la diligencia, la fiscal del caso aseguró que el inmueble de Luis Enrique ‘Miki’ Ramírez Murillo tenía una deuda por más de mil millones de pesos y no se podía vender como lo hicieron Albornoz y De Praga Benavides.

En el expediente se señala la hipoteca del inmueble Jesús del Río ingresó al fisco. “Ese inmueble dado en garantía por una deuda de Luis Ramírez, una parte era para el banco y la otra parte al Estado, administrativa por parte de la Dirección Nacional de Estupefacientes”.

En este sentido la fiscal del caso dijo que ambos exfuncionarios habrían incurrido en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y pecula peculado por apropiación al haber vendido de manera irregular.

De acuerdo con la investigación, la firma Capital & Business negoció con el Banco Ganadero (en la actualidad BBVA) una deuda que tenía el predio y el entonces jefe de la DNE lo entregó como pago.

Tiempo después, la finca le fue vendida a Inveragricol, empresa de Eduardo de Praga Benavides Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *