Atacado en la cárcel el asesino de Génesis Rúa. Adolfo Arrieta fue agredido en la cárcel Rodrigo de Bastidas de la ciudad de Santa Marta, confirmó su abogado.

El asesino de la niña Génesis Rúa, Adolfo Arrieta, fue agredido en la cárcel Rodrigo de Bastidas, de Santa Marta. Tras el hecho, el hombre tuvo que ser trasladado de patio para evitar que sea víctima de un nuevo ataque.

El abogado de Arrieta confirmó que hubo un incidente en el penal y por ello tuvo que ser cambiado de patio. 

En medio de la audiencia de imputación de cargos en contra de Adolfo Arrieta Garcíael señalado aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por el delito de feminicidio agravado.

El procesado, pese a que anteriormente había negado su responsabilidad en los hechos –ocurridos el pasado sábado 29 de octubre en el municipio Fundación (Magdalena)- en esta oportunidad aceptó ser el autor material del crimen.  

Sin embargo, en medio de la diligencia judicial se conoció el dictamen de Medicina Legal que indica que, tras un examen riguroso al cuerpo de la menor, se determinó que fue víctima de abuso sexual. 

Tras el crimen, que ha conmocionado a todo el país, se han sumado voces de rechazo condenando las acciones de Adolfo Arrieta. El presidente Iván Duque condenó el caso y, a través de su cuenta de Twitter, el mandatario calificó como “cruel” el crimen de la niña, al tiempo que solicitó a las autoridades agilizar las investigaciones para hacer justicia.

“Con indignación, como colombiano y padre de familia, condeno el cruel asesinato de menor en Fundación, Magdalena. Toda nuestra solidaridad con sus familiares. Solicito a las autoridades agilizar las investigaciones que permitan hacer justicia. Debemos proteger a nuestros niños”, dice el trino de Duque.

Además, El embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, reprochó los hechos violentos contra menores de edad.

Santos pidió cadena perpetua sin duda para los criminales que atenten contra los menores colombianos. “Perdón nunca, olvido jamás. Sancionemos a esas personas que no tienen alma y que no tienen corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *