Llegada masiva de venezolanos a albergue del oriente de Cali, tiene en alerta a la comunidad y a las autoridades.

A un albergue de la Arquidiócesis de Cali en el barrio La Independencia, centro oriente de la ciudad, llegan cada día decenas de venezolanos buscando un refugio donde puedan comer y pasar algunos días.

Sin embargo, en ese albergue ya no hay cupo y las familias venezolanas que continúan llegando han copado las calles aledañas al lugar.

Dicha situación ha causado un malestar entre algunos residentes de La Independencia, quienes les han pedido a la Arquidiócesis atender la problemática, porque, según ellos, se está generando una crisis en las calles del barrio.

Frente a este problemática, Fernando Leudo, miembro de la Arquidiócesis de Cali, aseguró que “por algunos medios de comunicación y por otras partes han estado diciendo que la iglesia tiene cómo recibir a la gente, que vengan para acá, entonces nos ha llegado una gran cantidad de personas que es muy difícil albergar en este lugar”. 

Este miércoles en la noche se presentó un pequeño altercado entre los vecinos del albergue y un grupo de venezolanos que han ocupado los andenes y anterjardines.

“El conflicto con los vecinos fue menor. Nosotros venimos desde muy lejos y no queremos problemas con nadie, lo que necesitamos es un permiso para poder trabajar y que abran el albergue para poder asearnos”, dijo José Torrealba, uno de los venezolanos que han llegado hasta el barrio La Independencia.

De otro lado, Carmen Garcés, quien también es venezolana, pero por estos días se encuentra en el albergue, explicó que hay personas en ese lugar que no “cooperan con los están afuera”.

“Esto es transitorio y debemos desocupar porque hay personas que están afuera esperando, pero algunos aquí no entienden eso”, manifestó.

Cabe recordar que la semana pasada alrededor de 400 venezolanos abandonaron un predio que había sido adecuado como albergue en los alrededores de la Terminal de Transportes, norte de Cali.

Algunos con apoyo de la Administración Municipal y otras entidades pudieron continuar con su viaje a Ecuador, mientras que otros empezaron a tramitar sus papeles para hacerse a un permiso de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *