“Emcali no mejoró frente a la anterior auditoría”: Contraloría Municipal

“Emcali no mejoró frente a la anterior auditoría”: Contraloría Municipal

 

Un total de once hallazgos administrativos, de los cuales nueve tienen presunta incidencia disciplinaria y uno penal que, fueron reportados por la Contraloría Municipal en un informe de auditoría recién publicado, que se realizó a la prestación del servicio de acueducto y saneamiento básico de Emcali vigencia 2013 – 2016. Esta auditoria corresponde a la administración del exalcalde Rodrigo Guerrero Velasco

 

Según el Contralor Municipal, Ricardo Rivera, Emcali no mejoró frente a la auditoría anterior y señaló que el anterior análisis se realizó hace un año.

 

En el documento, que califica como desfavorable la gestión de Emcali en el tema evaluado, se señala que falta un análisis de mercado y requerimiento de información a proveedores para garantizar la prestación de los servicios contratados e idoneidad de los contratistas.

 

Asimismo, se indica que hay incumplimiento de los principios de planeación en la contratación y se detectó la suscripción de múltiples otrosí (adiciones a los contratos), que entre otras cosas dilatan la ejecución de las obras.

 

En efecto, el único hallazgo presuntamente penal, que también tiene incidencia disciplinaria, se relaciona con un contrato suscrito en noviembre del 2015 por $3480 millones, durante el mandato del Alcalde Rodrigo Guerrero Velasco, cuyo objeto era la reparación de daños en la red matriz de acueducto en Cali, Yumbo y los sectores de Candelaria y Palmira abastecidos por Empresas Municipales.

 

 

“Fue un contrato que se adicionó en un 60 %, cuando lo autorizado es un 50 %. De esa adición, un 40 % se hizo mediante un otrosí y un 20 % se hizo sin ningún soporte, sin permiso de la junta”, explicó el contralor Rivera.

 

Otro hallazgo que señala la auditoría es la construcción y puesta en marcha de los pozos profundos de agua subterránea del oriente, a través un contrato que se suscribió en diciembre del 2014, sin embargo, “esos pozos, que costaron $5760 millones hoy son elefantes blancos, no están conectados a la red de distribución de agua potable, hoy no se han utilizado para nada”, añadió el contralor.

 

Entre tanto, el ente advierte que durante el desarrollo de la auditoría se hicieron visitas a las plantas de tratamiento de agua potable Puerto Mallarino y Río Cauca, al igual que a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Cañaveralejo “evidenciando que el estado físico de las instalaciones se encuentra en franco deterioro… se evidencia que la inversión en materia de mantenimientos locativos no se está aplicando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *