Dagma firma Alianza por la restauración de las cuencas de Cali

tit11sept23-01

La Alcaldía de Santiago de Cali, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma), la Fundación Admira la Vida del piloto caleño Gustavo Yacamán y la empresa de energía Celsia, a través de su proyecto ReverdeC, firmaron un convenio de cooperación con el cual se consolida la Alianza por la Restauración de las Cuencas de Cali.

Los propósitos generales del convenio son: desarrollar estrategias ambientales en la ciudad, a través de proyectos comunitarios y con gremios; gestionar recursos económicos, técnicos y administrativos con el fin de incrementar las acciones encaminadas a la recuperación de áreas de conservación; generar consciencia ambiental, prácticas sostenibles y proteger áreas en proceso de restauración ecológica en la capital del Valle.

Para las siembras se contará con el apoyo de Celsia, a través de su proyecto ReverdeC, y serán realizadas en los predios de conservación que tiene el municipio en las cuencas de los ríos Cali y Meléndez. Con ellas se busca aumentar la densidad de siembra de las restauraciones que ha realizado el Dagma desde el 2012, llegando a 5.000 individuos por hectárea.

Se estima que en aproximadamente dos años, se siembren 600.000 árboles en estas cuencas hidrográficas.

La Fundación Admira La Vida del piloto caleño Gustavo Yacamán viene trabajando en proyectos de reforestación y protección de especies y hábitats con el fin de compensar la huella de carbono que genera el piloto durante los fines de semana de competencia y por esta razón se articuló con la empresa privada y las entidades públicas para fortalecer el trabajo ambiental de su fundación.  “Desde el 2010 venimos trabajando en la creación de programas dirigidos a la compensación de la huella de carbono y en campañas educativas de cómo disminuirla. Con estos proyectos buscamos para devolverle al país todo lo que me ha dado. Ahora es muy satisfactorio trabajar por mi ciudad en esta alianza”, afirmó el piloto caleño.

Para el director del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez Devia, “esta iniciativa es un ejemplo a seguir por parte de diferentes personalidades y líderes de opinión de la ciudad que quieran aportar su grano de arena a la naturaleza, ayudándola a soportar el cambio climático que afrontamos. Además, porque este proyecto no sólo beneficia a unos cuantos sino a una ciudad completa”.

Finalmente, Ricardo Sierra, presidente de Celsia, manifestó que “es muy satisfactorio ver la unión de las empresas públicas y privadas para fortalecer estas iniciativas que buscan proteger los recursos naturales, y  en esta ocasión con el ingrediente adicional de contar un deportista de la talla de Gustavo Yacamán. Para nuestro programa ReverdeC es una gran oportunidad para ampliar el radio de acción del programa a las cuencas de Cali. En unos años veremos unos resultados muy positivos y un Valle muy verde y reforestado”.

La Fundación de Gustavo Yacamán es una organización de carácter privado sin ánimo de lucro, creada en octubre de 2010 con la misión de generar estrategias que disminuyan la cantidad de Dióxido de Carbono (CO2) en la atmósfera, al tiempo que se protegen especies y hábitats colombianos en vía de extinción. A través de las iniciativas “Carreras Limpias” y “Ecoresponsable” hoy se tienen centros de captura de CO2 en la Reserva Natural Bojonawi, en la Orinoquía colombiana.

Más de 2.472 ejemplares de especies nativas han sido sembrados con el objetivo de entregar a final de cada año un reporte de absorción de 68.000 kilogramos de partículas de CO2.  Igualmente se han sembrado 678 árboles en Villa de Leyva, Boyacá, junto con el apoyo de la Función Ecohumana, en donde se busca no solo  mitigar su huella de carbono sino también para restaurar dicha zona por el daño causado por los incendios forestales.

ReverdeC es una iniciativa de Celsia con apoyo de la CVC, que busca la restauración de cuencas hidrográficas con la siembra de árboles nativos en las zonas de protección de las fuentes hídricas de la región. La meta es superar el millón de árboles anuales, cultivados y cuidados con la participación de las comunidades rurales, con quienes se está trabajando de la mano para que realicen las siembras, aislamientos y mantenimientos en las zonas reforestadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *